ENVÍA TU CARTA AL CONGRESO AHORA


Carta a los diputados: planteamiento de un ERE al cuerpo político

Esther Ibañez  posted on febrero 19, 2010

Soy firmante individual del presente mensaje. Sin embargo, no soy el/la único/a.

En realidad, formo parte del creciente número de ciudadanos, de ideas y tendencias diversas, que, preocupados, defraudados e indignados por la grave situación mundial, y la de nuestro país en ese entorno de crisis sistémica, hemos decidido reaccionar de forma activa.

En la parte de esta situación que tiene que ver con ustedes, en tanto que representantes políticos nuestros, CONSIDERAMOS:

• Que ustedes parecen  haber olvidado que somos nosotros –la sociedad- quien les designa para que defiendan nuestros intereses. En consecuencia, si somos los ciudadanos quienes les designamos, somos nosotros quienes podemos decidir si cumplen o no con lo que se les ha encargado.

• Que el bien común estará en creciente peligro mientras ustedes persistan en anteponer sus intereses partidistas, electorales y personales al bienestar de la sociedad a la que tendrían que representar.

• Que si comparamos la estructura política con una empresa cuya función fuera la de gestionar adecuadamente los recursos del país con 46.000.000 de accionistas y nos cuestionamos la eficacia y productividad del cuerpo político como altos directivos de esta empresa gestora de recursos públicos, lo que nos encontramos es una empresa cuya cuenta de explotación muestra el peligro de quiebra por una deuda pública difícil de pagar.

• En consecuencia, exigimos una auditoría al gobierno  y la aplicación de un E.R.E. al cuerpo político para mejorar su productividad.

• De acuerdo con lo citado anteriormente, cuestionamos:

  • Si cada uno de los políticos,  contratados y pagados por nosotros, tiene la formación necesaria para desempeñar su puesto.
  • Si el personal político contratado tiene una remuneración adecuada de acuerdo con la función que desempeñan, teniendo en cuenta la deuda pública de nuestro país.
  • Si existe un exceso de personal político contratado cuyas funciones no son estrictamente necesarias o con baja carga de trabajo, para conseguir el objetivo de gestionar de forma eficaz y productiva los recursos públicos.

Nos despedimos recordándoles que no deberían subestimar el poder de la sociedad civil para organizarse, y reclamar lo que en justicia debe ser hecho.

Visita la Web crisiseconomica2010.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s